PARA DISTRIBUCIÓN INMEDIATA: 16 de abril, 2020

CONTACTO DE PRENSA: Alia El-Assar | aelassar@americanbic.biz

ABIC pide $125 mil millones para instituciones financieras de desarrollo comunitario y de las minorías en la renovación del Programa de Protección de Pago de Cheques para llegar a las comunidades desatendidas

(Chicago, IL) – Con el fondo de $350 mil millones del Programa de Protección de Pago de Cheques (PPP, por sus siglas en inglés) agotado, la Coalición Americana de Empresas Pro-Inmigración (ABIC, por sus siglas en inglés) hace un llamado al Congreso para que no solo renueve el Programa, sino que se asegure de que los nuevos fondos lleguen a nuestros negocios y organizaciones sin fines de lucro más pequeños, desatendidos, y pertenecientes a minorías. Las crisis económicas afectan desproporcionadamente a las comunidades de color. Las Instituciones Financieras de Desarrollo Comunitario (CDFIs, por sus siglas en inglés) y las Instituciones de Desarrollo Minoritario (MDIs, por sus siglas en inglés) son vehículos esenciales para difundir efectivo rápidamente a las comunidades desatendidas para mantener sus empresas abiertas y trabajadores pagados.

Con este fin, ABIC hace un llamado a nuestros miembros del Congreso para garantizar que un mínimo de $125 mil millones de los nuevos $250 mil millones asignados al PPP se destinen a CDFIs y MDIs, y para que haya transparencia en los préstamos del PPP ya comprometidos. No es aceptable que cadenas globales como Ruth Chris Steakhouse obtengan $20 millones en préstamos PPP, mientras que nuestros negocios pequeños y desatendidos son los más afectados por la crisis.

El trabajo esencial de los CDFIs y los bancos locales se demuestra en la experiencia de Stacy Hawkins-Armstrong, propietaria de Sha-Poppin’ Gourmet Popcorn, una pequeña empresa en Westchester, Illinois, iniciada hace más de 20 años por la Sra. Armstrong, que ofrece más de 130 sabores personalizados de palomitas de maíz. Después de tener su solicitud por un préstamo PPP rechazado por el Banco Chase, logró conectarse con Seaway, el banco más grande de propiedad afroamericano en Chicago y una división de Self-Help Federal Credit Union, y allí presentó una nueva solicitud. Su solicitud fue aprobada anteayer, solo 48 horas después de presentarla.

“No quiero que nadie más pase por el mismo nivel de estrés y ansiedad que tuve al tratar con los bancos. Quiero trabajar con ABIC para asegurar que las empresas pequeñas pertenecientes a minorías como la mía sean tratadas con respeto y dignidad,” enfatizó la Sra. Armstrong. “No tengo $10 millones o $50 millones, por lo cual no soy una prioridad para los bancos grandes, pero soy importante para mi comunidad. Seaway me vio, me ayudó y me trató con respeto. Asegurémonos de que todas las empresas pequeñas de dueños afroamericanos y otras minorías reciban el mismo tratamiento. Si estás escuchando, eres importante.”

“Es nuestra prioridad hacer que el PPP sea accesible para los propietarios de pequeñas empresas y garantizar que todas las empresas de propiedad afroamericana e inmigrante tengan las mismas oportunidades de sobrevivir los efectos económicos de esta pandemia,” dijo Sam Scott, ex-CEO de Corn Products International (ahora Ingredion Incorporado) y Co-presidente de ABIC.

La Coalición Americana de Empresas Pro-Inmigración (ABIC, por sus siglas en inglés) promueve una reforma migratoria de sentido común que realiza la competitividad económica, brinda a las empresas estadounidenses el talento que necesitan, y permite la integración de los inmigrantes en nuestra economía como consumidores, trabajadores, empresarios y ciudadanos.